ES · EU

Amigos de categoría

memorias

Conversaciones
entre amigos

Invitados por la Quincena Musical a una charla, seguidores del festival, compartieron, entre risas y anécdotas, sus recuerdos más entrañables vinculados al festival.

Coro Jareño
Coro Jareño(1944, Donostia)

"La Quincena Musical es toda una vida dedicada a la música"

Juan José Lopez de Maturana
Juan José Lopez de Maturana(1935, Donostia)

"La música es ante todo vivencial y ha de imperar la emoción"

María José Turrillas
María José Turrillas(1928, París)

"Es el súmmum, yo no me canso"

Coro Jareño

“La Quincena Musical es toda una vida dedicada a la música”. Coro Jareño conoce y ama el festival desde dos ámbitos; lo ha seguido como aficionada en innumerables ocasiones, y dada su dilatada trayectoria en el Orfeón Donostiarra –estuvo ligada a la agrupación coral hasta el año 1998– también ha participado en muchas actuaciones. Su inicio en el Orfeón y su acercamiento a la Quincena fueron paralelos: “Hacia el año 1965”. Siendo muy

joven. Recuerda haber actuado en numerosas óperas que se realizaron en aquellos años y añade que también acudía a escuchar muchos conciertos: “A todo lo que podía”. Rememora que en aquellos años acudían grandes artistas vocales de la talla de Luciano Pavarotti. Compartió escenario con muchos de ellos: se recuerda joven e ilusionada, involucrada en una aventura musical que la hizo crecer y madurar.

El Teatro Victoria Eugenia, sede principal del festival durante muchos años, sigue siendo un escenario “entrañable” para ella. También opina que la sala de cámara del Kursaal debería estar mejor aprovechada: “Es un escenario estupendo”. Pero sabe adaptarse a los tiempos. Y los disfruta. “Se traen cosas muy buenas. Este verano, por ejemplo, la Orquesta Mariinsky ha estado estupenda”, explica. No es nostálgica. Recuerda algunos pasajes del pasado con humor. “Mis amigas se reían porque yo soy totalmente contraria a hacer colas”, rememora. En los lejanos tiempos en los que aún no existían los abonos para los aficionados, ella decidía no pasar horas y horas haciendo cola para obtener las mejores localidades. “Iba a la taquilla a última hora, y siempre caía algo. Mis amigas se reían porque siempre solía estar en lugar diferente del teatro…”. Pero no le importaba la ubicación, su único motor ha sido la pasión por la música.

Su poderosa experiencia en los escenarios hace que disfrute intensamente de los conciertos. “En cuanto se ve a un director se sabe qué tal es”, explica. Como intérprete dice que también aprendió a sentir el público, a percibir sus emociones. “Esas cosas se sienten”.

 

Juan José López de Maturana

Tiene una gran experiencia. Vastísima. Juan José López de Maturana estuvo muchos años ligado profesionalmente a la Asociación de Amigos de la Ópera de Bilbao –ABAO – y actualmente es un aficionado que, además de la programación de Bilbao, sigue también las temporadas de ópera del Teatro Real de Madrid y el Liceo de Barcelona.

Ha seguido más de 1.900 óperas en directo. Con esa amplia perspectiva, sigue valorando la Quincena Musical de San Sebastián –en la que se inició de joven, en la década de los 70– muy favorablemente. Todos sus veranos están ligados al festival: “Soy un seguidor fidelísimo”. Y está muy satisfecho: “A pesar de la crisis, la Quincena no ha bajado en calidad. Ha sido un gran acierto”. Tiene palabras de agradecimento profundo para José Antonio Echenique: “Realizó un gran trabajo y convirtió este estilo de festival en un referente mundial”. Los esfuerzos realizados por diversificar el festival y hacerlo llegar a nuevos públicos los considera esenciales. “Hay que sembrar semilla”. Afirma que el nivel de la afición de hace unas décadas era más elevado, pero que también era un grupo mucho más “reducido” de la sociedad, por lo que cree que los pasos dados por el festival para llegar a nuevos escenarios son muy acertados. 

Se recuerda de joven como un “todoterreno” que acudía a todo tipo de conciertos. “Los años dan un mayor conocimiento”, expone. “Pero la capacidad de entusiasmo nunca ha de ser superada por la capacidad de crítica. La música es ante todo vivencial y ha de imperar la emoción”, alude. Recuerda en la Quincena del pasado a intérpretes de gran importancia como Pilar Lorengar, Montserrat Caballé y Teresa Berganza. “Y sé que en los años 40 llegó a venir el gran Gigli”. Pero opina que el nivel sigue muy alto: “Se traen grandes artistas”. 

 

María José Turrillas

Era una de las aficionadas fijas de las largas colas que hacían los aficionados antaño para obtener localidades. María José Turrillas las recuerda con cariño: “Lo pasábamos bien”. Rememora las amistades que hizo en las prolongadas esperas y los cafés con leche que compartían para combatir el frío con emoción. Se recuerda aficionada a la música desde muy jovencita y ligada a la Quincena Musical desde la primera madurez: “Hacia los 35 años ya acudía”. Tiene numerosas inquietudes culturales –cine, teatro, arte- y la música está entre ellas. Por eso su estrecha relación con la Quincena Musical. “He sido muy playera, y recuerdo que había días en los que acudía al Teatro Victoria Eugenia directamente, con la bolsa de la playa”. Rememora a grandes intérpretes que visitaban el festival en aquellos años, entre los que destaca a la mezzosoprano Teresa Berganza y su marido Félix Lavilla. También recuerda a un José Carreras aún desconocido al que un amigo suyo auguró un futuro brillante: “’Tú triunfarás’, le dijo”. Dice que como aficionada ha crecido y evolucionado. “De jovencita me gustaba todo, porque todo era novedad”. Ahora alega que tras años y años de afición dice entre amigos que es una aficionada “etiqueta negra”. Eso hace que “seleccione” más. Pero alega que la Quincena las sigue atrayendo enormemente: “Es el summum, yo no me canso”. Durante estos años ha tenido momentos difíciles, incluso problemas de salud que han dificultado su asistencia, pero nunca ha desistido. “No podía estar sentada en mi sitio, y acudía a un palco que estaba libre para poder seguir el concierto desde allí”.

En la Quincena ha seguido casi todos los ciclos programados. Ahora, con los años, se centra más en la oferta del Auditorio Kursaal. “Las grandes orquesta que se traen son estupendas”. Espera seguir disfrutando de este tipo de eventos muchos años más: “Te sacan de esta actualidad tan horrible que vivimos”. 

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 San Sebastián

Tel.: 943 003 170
Fax: 943 003 175

© Quincena Musical