ES · EU
La NDR Elbphilharmonie Orchester de Hamburgo actúa junto al barítono Christian Gerhaher en la Quincena Musical

La NDR Elbphilharmonie Orchester de Hamburgo actúa junto al barítono Christian Gerhaher en la Quincena Musical

21.08.2018
ver
todas
las
noticias
>

· La formación alemana estará dirigida por su principal director invitado, Krzysztof Urbanski.

· Ofrecerán un programa con obras de Gustan Mahler y Johannes Brahms.

Tras el comienzo de los conciertos sinfónicos el pasado sábado de manos de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, mañana miércoles llega a la Quincena Musical de San Sebastián la primera orquesta internacional de esta 79 edición. Se trata de la NDR Elbphilharmonie Orchester de Hamburgo, uno de los conjuntos más destacados del norte de Alemania, que regresa a San Sebastián 35 años después de su primera y única actuación en el festival, en 1983, bajo su anterior denominación de Orquesta Sinfónica de la NDR. El concierto tendrá lugar el miércoles 22 de agosto en el Auditorio Kursaal, a partir de las 20:00 horas.

La formación alemana posee una historia característica, ligada a la Segunda Guerra Mundial. La NDR (Norddeutscher Rundfunk, es decir, Radio del Norte de Alemania), que tenía su sede en Hamburgo, fue la única estación de radio de Alemania Occidental que no fue destruida durante la guerra. Tras el fin de la contienda, la ocupación británica impulsó la creación de una nueva orquesta al amparo de esta emisora, que dio trabajo a muchos músicos de otras orquestas de la zona que habían sido desmanteladas. Dio su primer concierto en noviembre de 1945, con el legendario violinista Yehudi Menuhim como solista y dirigidos por Schmidt-Isserstedt, que sería su director titular hasta 1971.

Al tratarse de una orquesta de radio, la agrupación destaca por su flexibilidad y dominio en todos los repertorios, con una importante presencia de la música contemporánea en sus programaciones. Sin embargo, la orquesta se ha labrado un nombre propio interpretando el repertorio germánico. Este dominio se asentó durante la etapa en que Günter Wand fue su director titular (1982-1990), años en los que la orquesta produjo una rica discografía para los sellos RCA y EMI. Directores posteriores han perdurado esa tradición, entre ellos su último director titular, Thomas Hengelbrock, uno de los grandes especialistas del repertorio alemán que dirigió en Quincena dos conciertos memorables en 2016 y 2017, al frente del Ensemble Balthasar Neumann.  Desde enero de 2017, la NDR tiene su sede en la Filarmónica del Elba, el icónico auditorio diseñado por Herzog & de Meuron en la zona del puerto de Hamburgo conocida como HafenCity. Fue al trasladarse a su nueva sede cuando la orquesta adoptó su nombre actual.

En su actuación en San Sebastián, la NDR Elbphilharmonie estará dirigida por Krzysztof Urbanski, su principal director invitado desde la temporada 2015-2016. El director polaco, alumno de Antoni Wit, fue asistente de la Orquesta Filarmónica de Varsovia entre 2007 y 2009, y desde 2010 a 2017 fue titular de la Orquesta Sinfónica de Trondheim, una de las mejores orquestas noruegas. Su salto a la primera línea de la dirección internacional se produjo en 2011, cuando fue nombrado director musical de la Orquesta Sinfónica de Indianápolis. Desde entonces, ha dirigido prácticamente todas las grandes orquestas europeas y americanas, y ha grabado discos junto a la Elbphilharmonie y la Orquesta Filarmónica de Berlín.  

El otro gran protagonista del concierto será el barítono Christian Gerhaher. El alemán es admirado como uno de los mayores especialistas actuales en el repertorio liederístico, con discos dedicados a las canciones de Schubert, Schumann o Brahms que han ganado los más importantes premios de la prensa especializada. Gerhaher, que estudió, reside y realiza gran parte de su actividad artística en Múnich, es muy activo también en el terreno de la ópera y el oratorio. Su último rol operístico ha sido el de Amfortas en “Parsifal” de Wagner, el pasado mes de junio en el Festival de Ópera de Munich. Un poco antes, en mayo, cantó “La canción de la tierra” de Mahler, otro de sus autores predilectos, en Londres, Luxemburgo y Nueva York junto a la Orquesta Sinfónica de Londres y Simon Rattle. 

La música de Gustav Mahler será, precisamente, la protagonista de la primera mitad del concierto del miércoles. Lo abrirá el “Adagio” de la “Sinfonía nº10”, su última composición, que Mahler emprendió en el verano de 1910 y que no pudo finalizar al fallecer unos meses más tarde. El único movimiento que dejó casi completo fue el “Adagio”, una página de resignada calma y hermoso lirismo que, sin embargo, cobija algunos de los pasajes más disonantes jamás compuestos por Mahler.

De la última obra de su catálogo, pasaremos a algunos de los más hemosos lieder orquestales que Mahler compuso en su juventud. La colección de canciones folclóricas, poemas y aforismos “Des Knaben Wunderhorn”, que Clemens Brentano y Achim von Arnim escribieron a principios del siglo XX como tributo a la cultura alemana, fue una fuente inagotable de inspiración para Mahler, que utilizó sus textos en más de la mitad de sus canciones. Escritas, en su mayoría, en la década de 1890 para voz y piano, Mahler las arregló años más tarde para voz y orquesta. Gerharer abordará siete de estas piezas, en las que se superponen los dulces romances, historias de animales, pequeñas tragedias fantásticas y parábolas satíricas. Gerhaher finalizará su actuación con la célebre “Urlicht”, que Mahler incluyó en el seno de la “Sinfonía nº2, Resurrección”.

En la segunda parte, la NDR Elbphilharmonie Orchester abordará la “Sinfonía nº2” de su más ilustre conciudadano, el hamburgués Johannes Brahms. Tal y como solía hacer Mahler, que se consideraba a sí mismo un “compositor de verano”, Brahms la escribió durante sus vacaciones estivales junto al lago Worth, en 1877. Se estrenó el 30 de diciembre de ese mismo año en Viena, con una acogida magnífica. Tanto gustó a los vieneses su carácter amable y brillante que quisieron apodarla “Vienesa”, bajo el pretexto de que su primer movimiento emplea un compás de tres por cuatro similar al del vals. El referente para Brahms era, no obstante, Beethoven, quien había usado ese compás para abrir su “Sinfonía nº3, Heroica”. La intuición más certera sobre la sinfonía la tuvo el célebre crítico musical Eduard Hanslick, cuando afirmó que “sangre mozartiana corre por sus venas”. En efecto, de los cuatro mundos que son las cuatro sinfonías de Brahms, la Segunda es la que se recrea más abiertamente en una gracia y belleza clásicas.

Entradas.
Las entradas para este concierto se pueden adquirir en la Web y en las taquillas del Kursaal y Teatro Victoria Eugenia. 

 

 

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 Donostia / San Sebastián

Tel.: 943 003 170
Fax: 943 003 181

© Quincena Musical