ES · EU
La Orquesta de París ofrece un segundo concierto junto al Orfeón Donostiarra

Daniel Harding dirigirá a ambas formaciones en uno de los grandes oratorios del siglo XX, el “Réquiem de Guerra” de Benjamin Britten



Tras la primera actuación que ofrecierán el martes 20 de agosto, con la “Sinfonía nº 6, Pastoral” de Beethoven y “Harold en Italia” de Hector Berlioz, la Orquesta de París protagoniza el miércoles un nuevo concierto en el Auditorio Kursaal, a partir de las 20:00h. La orquesta francesa volverá a estar dirigida por su director titular, el británico Daniel Harding, discípulo de Simon Rattle y Claudio Abbado y uno de los directores más importantes de su generación. La trayectoria conjunto de Harding y la Orquesta de París se remonta a 2015, el mismo año en que la agrupación fue nombrada orquesta residente de la flamante Philharmonie de París diseñada por Jean Nouvel.

No es la primera vez que Orfeón Donostiarra y Orquesta de París coinciden sobre un escenario. Lo hicieron hace apenas unos meses, en enero de 2019, en la Philharmonie de París, en un concierto en homenaje a Hector Berlioz en el 150º aniversario de su muerte. Juntos interpretaron el imponente Réquiem, “Grande messe des morts” del compositor francés, actuación que fue retransmitida a todo el mundo a través del canal ARTE.


Además del Orfeón Donostiarra, el apartado vocal del concierto se completa con la presencia del Orfeoia Txikia, el coro infantil en el que el Orfeón Donostiarra forma a sus alevines, y con tres solistas de relevancia internacional: la soprano Emma Bell, el tenor Andrew Staples que participó en la Quincena del año pasado y el barítono Florian Boesch que ya ha estado en el festival en varias ocasiones.


En programa, una única obra de enorme dimensión musical y filosófica: el “Réquiem de Guerra” de Benjamin Britten. Compuesto en 1962 para la reconsagración de la Catedral de Conventry, que había sido destruida durante la Segunda Guerra Mundial, se trata de una partitura paradigmática del movimiento pacifista al que muchos artistas se adhirieron tras aquel conflicto bélico, y especialmente durante unos años, los de la Guerra Fría de las décadas de los 50 y 60, de máxima tensión política por el temor a una nueva conflagración mundial. Britten, que ya se había declarado objetor de conciencia antes de la guerra y tenía escritas con anterioridad varias obras de corte pacifista, compuso este gran oratorio en torno a dos fuentes: por un lado, el texto canónico de la misa de réquiem, que interpretan la orquesta, el coro y la soprano; y, por el otro, nueve desgarradores poemas en inglés de Wilfred Owen, un soldado británico fallecido en el frente de batalla en la Primera Guerra Mundial, que son entonados por un reducido ensemble de cámara y los dos solistas masculinos. Gracias a este contraste tímbrico y de volúmenes, Britten otorga diferentes dimensiones psicológicas al transcurso de la partitura, que en ocasiones es íntima o confesional, y otras solemne o amenazante.



Según Enrique García Revilla, autor de las notas al programa del concierto, “nos encontramos ante una de las principales partituras del siglo XX y posiblemente ante uno de los últimos monumentos musicales de la historia, compuesto como símbolo de reconciliación en varios aspectos. En primer lugar, se trata de una obra que reconcilia la estética creadora del compositor con el gusto musical del gran público cuando ambos llevaban ya varias décadas de evidente divorcio. Y en segundo lugar, no consiste en una misa de réquiem al uso, en el sentido de constituir una oración por los difuntos, sino que, en cierto modo, retoma el sentido de reflexión filosófica del “Réquiem alemán” de Brahms, aunque no como abandono ante la inexorabilidad de la muerte, sino como firme propósito de paz ante la posibilidad, entrados los años de 1960, de un tercer enfrentamiento global”.



Biografías


Orchestre de Paris


Heredera de la Sociedad de Conciertos del Conservatorio fundada en el año 1828, la orquesta ofreció su primer concierto en noviembre de 1967 bajo la dirección de C. Munch. Desde entonces, Herbert von Karajan, Sir Georg Solti, Daniel Barenboim, Semyon Bychkov, Christoph von Dohnányi, Christoph Eschenbach, Paavo Järvi y Daniel Harding se han sucedido en su dirección. Después de numerosos cambios de sede, es la orquesta residente de la Philhamonie de París desde el 2015. En enero de 2019, la orquesta inicia una nueva etapa al convertirse en parte primordial de este eje cultural único en el mundo, ocupando un departamento específico dentro del proyecto artístico del edificio diseñado por Jean Nouvel. Ofrece un centenar de conciertos cada temporada, en la Philharmonie de París y en giras internacionales. Desarrolla su actividad en línea directa con la tradición musical francesa, llevando a cabo un importante papel al servicio de los repertorios de los siglos XIX y XX, así como en favor de la creación contemporánea. Desde su primera gira en 1968, ha establecido vínculos privilegiados con las capitales musicales europeas, así como con el público japonés, coreano y chino.



Orfeón Donostiarra


Está considerada como la más importante agrupación coral de España. Su repertorio abarca un centenar de obras sinfónico-corales, más de 50 títulos de ópera y zarzuela y gran número de obras de folklore y polifonía. Mantiene el espíritu de coro amateur aunque con una dedicación de profesional capaz de ofrecer una media de 35 a 40 conciertos por año. Participa con asiduidad en los festivales de música más importantes de España y Europa, como los de Salzburgo, los del Rhin, las Trienales del Rhur, el Festival de Lucerna, el de Chorègies d’Orange o los Proms londinenses. De entre los numerosos directores con los que ha trabajado destacan Abbado, Argenta, Barenboim, Chailly, Dudamel, Frühbeck, Gergiev, Gilbert Varga , López Cobos, Maag, Makerras, Maazel, Masur, Mehta, Mena, Muti, Nézet-Séguin, Ozawa, Pletnev, Rattle, Salonen, Saraste, Sokhiev, Temirkanov, Ticciati o Zedda. En cuanto a las orquestas con las que ha colaborado resaltan: la Berliner Philharmoniker Orchester, la English Chamber Orchestra, Filarmónica de Dresde, Royal Liverpool Philharmonic, Rundfunk Sinfonie Orchester de Berlín, Nacional del Capitolio de Toulouse, Russian National Orchestra, la Filarmónica de Milán o la Filarmónica de la BBC. Ha realizado más de 200 grabaciones.






Daniel Harding


Nacido en Oxford, comenzó su carrera como asistente de Simon Rattle en la City of Birmingham Symphony Orchestra, con la que debuta en 1994. Asiste luego a Claudio Abbado en la Filarmónica de Berlín, haciendo su debut con esta orquesta en 1996. Es director musical de Sinfónica de la Radio de Suecia y de la Orquesta de París, y director laureado de por vida de la Mahler Chamber Orchestra. Es también director artístico del Anima Mundi Festival. Es invitado regularmente por orquestas como la Filarmónica de Viena, Royal Concertgebouw, Filarmónica de Berlín, Sinfónica de la Radio Bávara, y Filarmónica de la Scala de Milán. Ha dirigido títulos como “Falstaff”, “Ariadne auf Naxos”, “Don Giovanni”, “Las bodas de Fígaro”, “El rapto en el serrallo”, “Così fan tutte”, “ La Traviata”… en temporadas como el Festival de Salzburgo, Royal Opera House de Londres, Ópera de Munich, Wiener Festwochen, Scala de Milán, Festival de Aix-en-Provence, etc. En 2002 fue nombrado Caballlero de la Orden de las Artes y las Letras del Gobierno de Francia, y en 2017 fue nominado a Oficial de las Artes y las Letras. Desde 2012 es miembro de la Real Academia de la Música de Suecia. Es también un piloto de aviones cualificado.



Emma Bell


Ganadora del prestigioso Kathleen Ferrier Award, Emma Bell ha ampliado recientemente su repertorio desde las heroínas mozartianas, eje fundamental de su carrera, a los roles juveniles y dramáticos de Wagner y Beethoven. Entre sus recientes hitos, el debut en la Bayerische Staatsoper como Eva (“Los maestros cantores de Nuremberg”) con Kirill Petrenko, Freia (“El oro del Rhin”) con la Hallé Orchestra y Mark Elder, Madame Lidoine (“Diálogo de Carmelitas”) en la Staatsoper Hamburg con Kent Nagano y Leonore (“Fidelio”) en la Ópera de Colonia. Durante su amplia carrera ha cantado en salas de ópera como el Teatro alla Scala, Teatro Real de Madrid, Metropolitan de Nueva York, Festival de Glyndebourne… Más recientemente ha sido Leonore en la English National Opera, Concertgebouw de Ámsterdam y Theater an der Wien; Elsa (“Lohengrin”) en la Welsh National Opera y Staatsoper de Hamburgo o Arabella en la Ópera de Colonia. Colabora habitualmente con Antonio Pappano, con el cual ha trabajado en obras como los “Vier letzte Lieder” con la London Philharmonic Orchestra, “Requiem de guerra” con la Orquesta de la Royal Opera House, “Stabat Mater” de Rossini y “Missa Solemnis” de Beethoven con la Accademia Nazionale di Santa Cecilia.



Andrew Staples


Considerado uno de los tenores más versátiles de su generación, canta regularmente con maestros como Simon Rattle, Daniel Harding o Yannick Nézet- Séguin, o con orquestas como Filarmónica de Berlín, Filarmónica de Viena, Orquesta de la Radio de Suecia, Orquesta de París, Accademia Nazionale di Santa Cecilia u Orquesta Sinfónica de Londres. En la última temporada ha cantado el rol de Froh en “El Oro del Rhin” y Tichon en “Katya Kabanova” en la Royal Opera House de Londres, “Mesías” de Haendel en la Filarmónica de Nueva York, un tour europeo de la “Pasión Según San Juan” de Bach con la Orchestra of the Age of Enlightenment, la misma Pasión con la Filarmónica de Berlín, “Nocturne” de Britten con la Sinfónica de la Radio de Suecia o una gira con el “Requiem de Guerra” y la Orquesta de París. Próximamente abordará su primer “Idomeneo”, una nueva visita a la Ópera Lírica de Chicago y sus debuts en la Deutsche Staatsoper de Berlín o el Metropolitan Opera House de Nueva York. Su discografía incluye “Billy Budd” de Britten, “Das Paradies und die Peri” de Schumann, “Mesías” de Haendel, “Escenas del Fausto de Goethe” de Schumann, “Persephone” de Stravinsky o “Dr Atomic” de John Adams.



Florian Boesch


El barítono austríaco es uno de los más destacados intérpretes de lied con actuaciones en el Wigmore Hall, el Musikverein y la Konzerthaus de Viena, Concertgebouw de Ámsterdam, Laeiszhalle de Hamburgo, Philharmonie de Colonia y Luxemburgo y el Festival de Edimburgo, así como en EEUU (Carnegie Hall) y Canadá. Acompañado por M. Martineau, realizó el ciclo completo de Schubert en Glasgow y Australia. Fue artista residente en el Wigmore Hall de Londres en la temporada 2014/15. Entre sus últimos conciertos se incluyen la “Missa Solemnis” con el Ensemble Matheus, “La Creación” con A. Fischer, “Las estaciones” con la Sinfónica de Londres y la “Pasión Según San Mateo” con la Gewandhaus de Leipzig. Sus compromisos en el ámbito operístico le han llevado al Festival de Salzburgo, Theater an der Wien, Staatsoper de Hamburgo, Teatro Bolshoi de Moscú, Ópera de Colonia, así como a los teatros líricos de Tokio y Los Ángeles. Su grabación de lieder y baladas de Carl Loewe con Roger Vignoles, en Hyperion, recibió el Premio Edison Klassiek en 2012. Sus últimas grabaciones de los ciclos “Der Wanderer”, “Die schöne Müllerin”, “Winterreise” y “Schwanengesang” de Schubert han atraído la atención internacional.

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 Donostia / San Sebastián

Tel.: 943 003 170

© Quincena Musical