ES · EU
La Orquesta Filarmónica de Luxemburgo debuta hoy en Quincena a las órdenes de su director titular Gustavo Gimeno
La formación actuará hoy en el Auditorio Kursaal, acompañada por el pianista Alexander Gavrylyuk   Mañana, 26 de agosto, el Orfeón Donostiarra se sumará a la Filarmónica para interpretar el “Réquiem” de Verdi

La Orquesta Filarmónica de Luxemburgo participará por primera vez en la Quincena Musical ofreciendo dos conciertos, hoy, 25 de agosto, y mañana, día 26, en el Auditorio Kursaal (20:00). Al igual que la BBC Philharmonic, que fue la encargada de inaugurar la batería de conciertos sinfónicos el pasado 3 de agosto, la de Luxemburgo es otra de las orquestas internacionales que debuta en el festival, en el marco de esta 78 edición. La formación representa una parte muy dinámica de la cultura de su país, y muestra gran diversidad en su repertorio con un énfasis especial en los siglos XX y XXI. La orquesta demuestra también su diversidad en los formatos con nuevos ciclos como “L’Heure de pointe”, “Lunch concerts”, “Aventure+” o “Live Cinema”, y posee también un programa específico para desarrollar nuevas audiencias. La Orquesta Filarmónica de Luxemburgo actuará, en ambos conciertos, a las órdenes de su director titular desde la temporada 2015/16, Gustavo Gimeno, una de las batutas españolas de mayor éxito de la actualidad. 

El valenciano pertenece, junto con Juanjo Mena o Pablo Heras-Casado, a la nueva generación de directores de orquesta españoles que están triunfando en los principales escenarios internacionales. Gimeno se caracteriza por su estilo elegante, sobrio, pero muy expresivo y comunicativo con los músicos, obteniendo unos resultados musicales extraordinarios. Percusionista de formación, llegó tarde a la dirección, pero con tan solo 41 años está desarrollando una carrera fulgurante. 

Gustavo Gimeno lo ha conseguido, además, con el apoyo de nombres mayores como Mariss Jansons o Claudio Abbado, que confiaron en él para que les sustituyese al frente de la portentosa Concertgebouw de Ámsterdam o la Orquesta del Festival de Lucerna. Actualmente Gimeno dirige, entre otras, orquestas como la ya mencionada Concertgebouw de Ámsterdam, las Sinfónicas de Chicago y Boston, la Orquesta de Cleveland o la Filarmónica de Munich.

En estas dos citas donostiarras, la formación luxemburguesa mostrará sus cualidades en dos conciertos con repertorios muy diferentes. El programa de hoy estará dedicado a la música rusa de los siglos XIX y XX y abordará, entre otras, obras nunca antes interpretadas en el festival, como “El lago encantado”, de Liadov y la “Sinfonía nº 1” de Shostakovich. En esta primera jornada, la Filarmónica contará con la participación del pianista Alexander Gavrylyuk, y mañana, 26 de agosto, estará acompañada por el Orfeón Donostiarra para interpretar la celebérrima “Messa da Requiem”, de Verdi. 

Hoy, 25 de agosto: 

Las obras de este programa se concibieron en algo menos de sesenta años y, nacidas en contextos sociopolíticos antagónicos, la naturaleza de lo ruso queda reflejada en todas. Las cuatro obras seleccionadas, cuentan, además, con una orquestación portentosa. 

La velada dará comienzo con “Una noche en el monte pelado” (1868), de Mussorgsky, poema sinfónico muy descriptivo, que fue originalmente inspirado por un cuento de Nikolái Gogol, en el cual un campesino presencia un aquelarre en el Monte Pelado, cerca de Kiev, en la noche de San Juan. La realidad es que nunca se ejecutó en vida de su autor, y después de su muerte, su amigo y compañero Rimski-Kórsakov la orquestó y arregló. Hoy tendremos la ocasión de escuchar la versión original que concibió Mussorgsky, una obra llena de intenso colorido y fuerza. 

La Filarmónica de Luxemburgo dará paso a continuación al pianista Alexander Gavrylyuk para abordar el “Concierto para piano nº 3”, de Prokofiev. De los cinco conciertos para piano escritos por Prokofiev, es quizá el que ha cosechado la mayor popularidad y reconocimiento por parte de los críticos. El concierto irradia una gran vitalidad que deja patente la destreza inventiva del compositor, el cual salpica inteligentemente los pasajes líricos con disonancias, y mantiene una equilibrada relación entre el solista y la orquesta, lo que sin duda permitirá a Gavrylyuk desplegar todo su virtuosismo. El concierto continuará con “El lago encantado” (1909), de Anatoly Liadov. La música orquestal de Liadov se basa en cuentos, leyendas y mitos de su país, como esta partitura, que es una rememoración sonora de la luz brillante y del movimiento ondulante del agua, de un lago mágico lleno de ninfas acuáticas. “El lago encantado” contiene música que inicialmente iba destinada a una ópera titulada “Zoryushka”, que Liadov nunca acabó. 

La orquesta culminará esta primera cita en Quincena con la “Sinfonía nº 1”, de Dimitri Shostakovich. Fue escrita por el autor ruso como trabajo de Grado en el Conservatorio de Leningrado (1925). Aunque esta sinfonía fue compuesta cuando Shostakovich apenas contaba con 19 años, varios autores coinciden en afirmar que se trata de una obra madura en la que ya se distingue el sello personal de su autor, sobre todo por la presencia del sarcasmo que es característico en Shostakovich. Una obra que desborda vitalidad, magia, encanto y dinamismo.

Mañana, 26 de agosto: 

En su segunda actuación en el marco de esta 78 edición, mañana, 26 de agosto, la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo actuará acompañada por el Orfeón Donostiarra. La agrupación coral, que este año está celebrando su 120 aniversario, volverá a subirse al escenario del Auditorio Kursaal tras su exitosa participación con la BBC Philharmonic el pasado 4 de agosto.  Es ineludible mencionar la importancia de esta agrupación coral en la historia del festival. Los datos demuestran lo estrecha y fructífera que ha sido la relación: ha actuado en 69 ediciones de la Quincena, y ha obtenido grandes éxitos con todos sus directores: Juan Gorostidi, Antxon Aiestaran y el actual, José Antonio Sáinz Alfaro. Por lo tanto, el talento de Gustavo Gimeno unido a la fortaleza de esta agrupación coral, harán que esta velada sea inolvidable para los aficionados. Interpretarán una de las obras cumbres del gran compositor italiano Giuseppe Verdi: “Réquiem”. 

Es una partitura también estrechamente ligada a la Quincena Musical de San Sebastián, ya que es la obra sinfónico-coral más interpretada en su historia. Se interpretó por primera vez en 1940, y en total se ha podido escuchar en once ocasiones. La obra ha jalonado el festival de momentos inolvidables. En 1946, por ejemplo, se interpretó con la participación del reputado tenor italiano Beniamino Gigli, una de las figuras de la época. En 1968 la obra se llevó a cabo a los diez días del fallecimiento del director del Orfeón Donostiarra, Juan Gorostidi, por lo que el concierto fue un homenaje cargado de emoción. En 1982, la Orquesta Sinfónica de Euskadi debutó en el festival con esta obra y en 2001 se interpretó en el centenario de la muerte de Verdi. La última vez se pudo escuchar en la 75 edición de la Quincena Musical, en año 2014. 

Esta vez, junto a la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo y el Orfeón Donostiarra, tomará parte un elenco conformado por destacados solistas, como la soprano María José Siri, la mezzosoprano Daniela Barcellona, el tenor Antonio Poli y el bajo Riccardo Zanellato. 

Verdi escribió el “Réquiem” en 1874, en memoria del gran novelista italiano Alessandro Manzoni. Era un artista que compartía con el compositor los valores a favor de la unidad de Italia, y su fallecimiento le causó un gran impacto. Esta misa para difuntos se estrenó en el primer aniversario de la muerte del escritor, y desde el primer momento obtuvo un gran éxito tanto de público como de crítica. Es una obra escrita para coro, solistas y orquesta, y es tan grandiosa que algunos estudiosos la describen como una ópera religiosa. De hecho, la obra incluye muchos efectos altamente operísticos, muestra de la gran habilidad del compositor para contar historias y emocionar. El Dies irae de la partitura es uno de los más dramáticos de la historia de la música.

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 Donostia / San Sebastián

Tel.: 943 003 170

© Quincena Musical