ES · EU
La Quincena Musical cierra su 78 edición con 6 llenos absolutos y un 88% de ocupación del Auditorio Kursaal

La Quincena Musical cierra su 78 edición con 6 llenos absolutos y un 88% de ocupación del Auditorio Kursaal

31.08.2017
ver
todas
las
noticias
>
<Siguiente Noticia
Orfeón Donostiarra (4 de agosto), “Las bodas de Fígaro” (13 de agosto), Orquesta Filarmónica de Luxemburgo y Orfeón Donostiarra (26 de agosto) y Cincinnati Symphony Orchestra (30 de agosto).   La 78 edición ha contado con la participación de varios artistas vascos que están haciendo carrera internacional, como la bailarina Lucía Lacarra, el director Juanjo Mena, el chelista Asier Polo y la mezzosoprano Clara Mouriz, entre otros.   La Quincena continúa con su labor de promover relaciones entre agrupaciones corales locales y orquestas internacionales. Prueba de ello es la presencia por primera vez del Orfeón Donostiarra en los Proms londinenses. El coro interpretó “Fidelio” junto a la BBC Philharmonic, obra que volvieron a abordar todos juntos en esta edición de la Quincena.

 

 

La Quincena Musical clausuró ayer su 78 edición con el último concierto sinfónico, protagonizado por la Cincinnati Symphony Orchestra. La formación estadounidense puso ayer fin a una edición que ha ofrecido más de 90 propuestas, entre conciertos y otras actividades, que han sido disfrutadas por miles de aficionados. La orquesta ha ofrecido dos conciertos en la presente edición, en esta su primera visita al festival. Bajo la batuta de su director titular, Louis Langrée, llevaron a cabo programas de marcado sabor americano. En su primera cita, el pasado martes, 29 de agosto, se pudieron escuchar obras de Bernstein, Copland y Tchaikovsky, mientras que ayer, un Auditorio Kursaal con las entradas agotadas, pudo disfrutar de un programa compuesto por el minimalista John Adams y su “Short ride in a fast machine”, el “Concierto para violín y orquesta nº 1” de Bruch, junto al violinista francés Renaud Capuçon, y la popular Sinfonía nº 9, “Del Nuevo Mundo” de Dvorák.

El Auditorio Kursaal ha sido, como en ediciones anteriores, uno de los espacios fundamentales de la Quincena Musical. El éxito de afluencia de público se repitió en dicho escenario en varias ocasiones. Ha habido 6 llenos absolutos y se ha alcanzado un 88% de ocupación, en esta edición en la que se han programado 3 eventos más que el pasado año en el citado recinto.

La recaudación total de taquilla asciende a 975.000 euros brutos, lo que supone un incremento del 21% respecto a la edición de 2016. Esto se debe a que el Auditorio Kursaal ha acogido 3 eventos más que en 2016, y a que la Quincena ha contado este año con patrocinios puntuales. En cuanto al número de espectadores, cerca de 39.000 asistentes disfrutaron de las distintas propuestas de esta 78 edición, cifra un 10% superior a la de la edición de 2016.

Entre las propuestas más exitosas del Auditorio, se encuentran las dos representaciones de “Carmen”, de Víctor Ullate Ballet (1 y 2 de agosto), que fue la encargada de inaugurar la 78 edición de la Quincena. Registraron llenos absolutos, al igual que la segunda de las citas que protagonizó la BBC Philarmonic (4 de agosto)   –que actuaba por primera vez en el festival– junto al Orfeón Donostiarra. Un abarrotado Auditorio pudo disfrutar de “Fidelio”, la única ópera escrita por Beethoven, que la orquesta británica interpretó en versión concierto junto al Orfeón Donostiarra, y bajo la dirección de su titular, el vitoriano Juanjo Mena. La primera de las dos citas con la ópera escenificada también agotó todas las entradas. El título elegido para esta edición no fue otro que “Las bodas de Fígaro” (13 de agosto), que volvió a programarse 70 años después de su primera vez en Quincena.

Otra de las orquestas que ha debutado en el festival ha sido la Filarmónica de Luxemburgo, que, bajo la batuta de su director titular Gustavo Gimeno, protagonizó otro de los llenos absolutos de esta 78 edición. El pasado 26 de agosto, el público se rendía ante la conmovedora interpretación del “Réquiem” de Verdi, junto al Orfeón Donostiarra. Y, tal y como hemos mencionado, también hubo lleno absoluto en el segundo concierto (ayer, 30 de agosto) de otra las formaciones debutantes en Quincena, la Cincinnati Symphony Orchestra, dirigida por Louis Langrée.

El Teatro Victoria Eugenia se convirtió, una vez más, en espacio íntimo para tres propuestas de perfil muy variado. Si bien el primero de los conciertos (Yuja Wang y Leonidas Kavakos) se canceló debido a motivos personales de los artistas, el recital que pasó a sustituirlo, el del pianista Arcadi Volodos (8 de agosto), se convirtió en la propuesta más exitosa de este recinto. Soqquadro Italiano, con su original “Stabat Mater-Vivaldi Project” (22 de agosto), y la magia del violonchelista británico Steven Isserlis (28 de agosto) completaron la oferta.

Un año más, se vuelve a constatar que los distintos ciclos que conforman la Quincena siguen ganando en popularidad y asistencia, como el Ciclo de Órgano. Es uno de los más seguidos del festival, y este año ha visto incrementado el número de espectadores respecto a la pasada edición. Así, más de 5.200 personas han acudido a los 12 conciertos que se han llevado a cabo en templos donostiarras y del resto de Gipuzkoa. Dos de los conciertos que reunieron a mayor cantidad de público fueron los ofrecidos por Pier Damiano Peretti (7 de agosto) y Óscar Candendo (9 de agosto), con 800 y 850 espectadores, respectivamente.

En el caso del Ciclo de Música Antigua, además de contar con sus fieles seguidores, es capaz de atraer a nuevos asistentes edición tras edición al Convento de Santa Teresa. El ciclo, cuyos beneficios se han destinado este año a la Fundación Izan, ha alcanzado el 100% de ocupación.

En esta 78 edición, se  ha recordado al compositor Claudio Monteverdi en el 450 aniversario de su nacimiento, y se ha escuchado música de compositores italianos y alemanes de la Edad de Oro del Barroco, así como del repertorio español del siglo XVIII.

Por otra parte, cabe destacar que esta 78 edición de la Quincena Musical ha contado con un nuevo ciclo, en colaboración con el Museo San Telmo de Donostia. Un ciclo que ha sido un éxito rotundo, ya que los tres conciertos que lo han conformado han registrado llenos absolutos. Bajo el epígrafe Jueves de Música en San Telmo, los muros del claustro del citado museo se convirtieron  en escenario de distintas propuestas del repertorio camerístico de los últimos dos siglos, con la participación de The Brahms Project (10 de agosto), Cuarteto Akilone (17 de agosto) y Miren Urbieta-Vega (24 de agosto). 

En cuanto al Ciclo de Música Contemporánea, mencionar que sigue perfilándose como plataforma en el campo de la creación más innovadora. Una vez más, ha sorprendido con las apuestas más transgresoras, y ha acogido el estreno de dos partituras. Se presentaron, en concreto, las obras firmadas por los compositores Elena Rykova y Alberto Posadas. El primer estreno, en este caso mundial, el de la obra “Speaking objects”, compuesta por Elena Rykova, tuvo lugar en el concierto de Ricardo Descalzo (24 de agosto). Por otra parte, el cuarteto de saxofones Sigma Project (27 de agosto) abordó el estreno europeo de “Poética del Laberinto”, compuesta por Alberto Posadas, que se convirtió en la cita que acaparó mayor atención por parte del público.

Por otra parte, la Quincena Musical ha ampliado la oferta dirigida al público infantil en esta 78 edición, ofreciendo mayor cobertura a iniciativas que puso en marcha el pasado año, y obteniendo una gran participación y una valoración muy positiva por parte del público. Es el caso de “Kantu Kontari”, un espectáculo de pequeño formato  protagonizado por un cuentacuentos y su acompañamiento musical, que se llevó a cabo durante el mes de agosto del pasado año en el Foyer del Auditorio Kursaal. En esta edición, además de mantener las sesiones del Kursaal, Kantu Kontari se ha convertido en itinerante, conformando la Quincena Andante infantil, y visitando las localidades de Zumaia (4 de agosto), Getaria (17 de agosto), Mutriku (24 de agosto) e Irun (25 de agosto). Asimismo, los talleres dirigidos a los más pequeños también han salido de Donostia, llegando a Irun (11 de agosto) y Oñati (18 de agosto).

Una vez más, el Ciclo de Jóvenes Intérpretes ha sido un valioso escaparate para impulsar las carreras de los nuevos valores de la música. Una amplia selección de programas ha dado cabida a repertorios y estilos dispares, en este ciclo en el que el alumnado de Musikene, a lo largo de una semana (21-26 de agosto), se acerca al público con la ilusión de ofrecer la labor que durante el curso académico desarrolla en las aulas. 5 de las 6 propuestas que han conformado el ciclo se han celebrado en la sede habitual del Palacio Miramar, y por primera vez uno de los conciertos se ha llevado a cabo en el Auditorio de Musikene. Asimismo, se ha seguido apostando por iniciativas como Ordu Gaztea o Musikeler (24 y 25 de agosto), que parecen haber echado raíces entre el público más joven de la Quincena.

El ciclo viajero por excelencia del festival, la Quincena Andante, ha recalado este año en los territorios de Lapurdi, Navarra, Álava y Gipuzkoa, obteniendo una respuesta más que satisfactoria por parte del público. Cabe destacar el gran éxito cosechado por el “Carmina Burana” de Landarbaso Abesbatza, con localidades agotadas en sus dos citas: la primera, en la Iglesia de Saint Pierre de Senpere (13 de agosto), y la segunda, en el Santuario de Arantzazu (18 de agosto), que congregó a más de 1.100 espectadores. Asimismo, otras propuestas que se pudieron disfrutar con los recintos abarrotados fueron la original fusión de “Artxipielagoa”, que se llevó a cabo en la Bodega Hiruzta de Hondarribia (23 de agosto), así como el recital de la joven soprano donostiarra, Miren Urbieta-Vega, en la Iglesia de San Salvador de Getaria (26 de agosto).                                                                                 

Avance de la programación de 2018

La organización del festival trabaja ya en la programación de su próxima edición. La 79 Quincena Musical acogerá a una orquesta muy conocida por el público del festival: la Budapest Festival Orchestra, con el maestro Ivan Fischer al frente, que actuó por última vez el pasado año 2016; fue la orquesta residente, y ofreció tres programas distintos en el Auditorio Kursaal. En cuanto a la cita con la ópera, la Quincena tiene previsto escenificar un título de Gioachino Rossini en su edición número 79.     

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 San Sebastián

Tel.: 943 003 170
Fax: 943 003 175

© Quincena Musical