ES · EU
Los coros Newman Sound y Easo Abesbatza ofrecerán cuatro conciertos en homenaje a los balleneros vascos
  • Pasai San Pedro, Orio, Getaria y Senpere son las localidades elegidas para celebrar estos encuentros musicales inspirados en la herencia marítima


  • Las dos formaciones vocales ofrecerán un programa que combinará el folclore de Terranova con el folclore vasco, al tiempo que estrenarán dos obras escritas para la ocasión

“Pavor y fascinación. Por sus dimensiones y enigmático comportamiento, las ballenas suscitaron desde antiguo sensaciones encontradas. Superando temores ancestrales, los seres humanos se enfrentaron al monstruo marino buscando el beneficio de su grasa, su carne, sus barbas y sus huesos. Entre quienes tuvieron la audacia de enfrentarse a la mayor criatura del planeta con simples arpones lanzados a fuerza de brazo, destacaron, desde la Edad Media, las comunidades de pescadores situadas en la franja oriental del Cantábrico. Éstas fueron las primeras en hacer de la caza de la ballena y la elaboración y explotación comercial de los productos derivados, una actividad económica a gran escala. Los balleneros vascos no se limitaron a efectuar su trabajo en aguas propias, sino que se desplazaron por el Cantábrico hasta Asturias y Galicia, y por el Atlántico hasta las costas de Canadá”, nos recuerda José María Unsain, codirector del Museo Naval de San Sebastián.

La historia sobre la pesca de la ballena por parte de los vascos en Labrador está extensamente documentada; se sabe que los pescadores vascos tuvieron relación con los nativos de Terranova y Labrador, y que el euskera dejó huella incluso en aquellas lejanas tierras. Es precisamente esa herencia marítima la que ha inspirado el programa que ofrecerán -los días 23, 24, 25 y 26 de agosto- los coros Newman Sound del Labrador (Canadá) y Easo Abesbatza, dirigidos por sus respectivos directores: Jennifer Hart y Xalba Rallo. Juntos recordarán la relación histórica que une a los dos países; se trata de un vínculo que comenzó a fraguarse en el siglo XVI, y que perdura hasta nuestros días. “Hace dos años recibimos la visita de los representantes del coro de hombres de Canadá Newman Sound”, recuerda Xalba Rallo. “Estaban interesados en nuestro folclore y su música. Nos pareció interesante poder colaborar con ellos”, explica. “Nos pusimos de acuerdo en cuál era nuestro punto de unión: nuestro pasado con la pesca de la ballena en aquellas tierras”. De ahí que el título de la propuesta que presentan ambas agrupaciones -en el marco de la Quincena Andante- sea “Canciones del mar. Los balleneros vascos en Terranova”, compuesta, sobre todo, por obras de carácter folclórico que plasman la arraigada tradición marinera de los dos territorios.

Aunque los estilos de canto y repertorios de las dos formaciones vocales son diferentes, propusieron que además de que cada coro cantara obras sobre el mar y sobre las ballenas, cada agrupación encargara una partitura para estrenar en los conciertos que hicieran conjuntamente. Además, tal y como explica la directora del coro canadiense Jennifer Hart, “se trata de un proyecto coral de ida y vuelta”, ya que el año que viene, será el Coro Easo el que visitará Terranova. En los conciertos que ofrecerán dentro de la Quincena, cada uno de los coros interpretará canciones inspiradas en el mar, y lo hará desde sus respectivas tradiciones. Asimismo, ambos coros actuarán juntos ofreciendo diversas canciones, y presentarán dos nuevas obras: In the Heart of the Sea, de la compositora canadiense Kathleen Allan, y Ternua, creada por el compositor vasco Ángel Illarramendi y basada en unos textos anónimos recogidos en Lapurdi en 1798 (“Partiada tristea Ternuarat”). “La obra debía ser a cappella, con intervenciones de solistas, dúos, tríos, etc. De alguna manera, queríamos contar sólo con las voces de una tripulación ballenera”, explican los promotores del proyecto. Como resultado, Ángel Illarramendi ha creado una obra que consta de tres movimientos: Partida a Terranova, Los peligros del mar y Las penas de Terranova.         

El primero de los conciertos (23 de agosto, 19:00, Albaola - Pasai San Pedro), organizado por la Factoría Marítima Vasca Albaola, contará con la colaboración de DSS2016 (proyecto Itsasgileak), y tendrá lugar, precisamente, en la sede de la Factoría Albaola, dedicada a recuperar la tradición naviera del territorio, ya que fabrican naos respetando las maneras de proceder del siglo XVI. Albaola realiza, asimismo, numerosas actividades culturales y pedagógicas para dar a conocer el patrimonio marítimo vasco. Las invitaciones para poder acudir a este concierto pueden obtenerse en las sedes de Albaola (Ondartxo, 1) y DSS2016 (C/ Easo, 43) (hasta agotar invitaciones).

El concierto también se ofrecerá en otras dos localidades costeras de tradición marinera muy arraigada: Orio y Getaria. Populares son, por ejemplo, los versos que narran cómo se capturó la última ballena en Orio, allá por 1901. Para el concierto que se desarrollará en Orio (24 de agosto, 20:30, Iglesia San Nicolás), la entrada es libre hasta agotar aforo. Para asistir al concierto de Getaria (25 de agosto, 20:30, Iglesia de San Salvador), es necesaria invitación (entradas agotadas).    

El municipio labortano de Senpere (26 de agosto, 19:30, Iglesia Saint Pierre), de tradición astillera, acogerá el último de los conciertos protagonizados por los coros Newman Sound y Easo Abesbatza. Las entradas están a la venta, al precio de 10 euros (3 € para los menores de 14 años), en la Oficina de Turismo de Senpere.

Quincena Musical de San Sebastián
Donostiako Musika Hamabostaldia

Avda. de Zurriola 1
20002 Donostia / San Sebastián

Tel.: 943 003 170

© Quincena Musical